domingo, 18 de diciembre de 2016

LUZ DE AMOR

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La divinidad está en vosotros, en todas las cosas. Para que de fruto esa Divinidad hay que trabajar con los materiales que poseéis. Como buenos artesanos despreciar los materiales, el mismo barro que pisáis, es dudar de la energía Divina que lo formo.
 
LUZ DE AMOR
 
Siempre un esplendor de luz se abre a todo hermano material o espiritual que desee recibirlo, una luz de amor y de esperanza que pone consuelo en el corazón y abre las puertas a senderos superiores  liberados de esas pasiones terrenas que son las que os producen el verdadero sufrimiento y la atadura  a aquello que tiene que cambiar.
Que esa luz de amor y de transformación que brota de la fuente del Creador que invada vuestro sentir, se sienta el despertar del alma en un camino limpio en el sendero de la luz, de la caridad, del amor y de la entrega, en un renovado despertar.
En el silencio de la mente que brote la luz de amor, que es la que vitaliza y abre caminos de esperanza en el sendero continuador a través del cual se proyecta la luz en una dimensión sin tiempo, en la cual, la creación forma caminos de continuidad en el desarrollo interior.  
Los buenos pensamientos se unen, se armonizan, se  funden en una inmensa luz de amor que abarca una totalidad, une  a los seres y les hace vivir en la gran armonía de las familias espirituales.  Sin embargo, para alcanzar esas elevadas metas  se necesita haber abandonado en los caminos que conducen a ellas los apetitos humanos y sus pasiones,  las ambiciones, el ego, los deseos. Es necesario, antes haber sido desgarrado por las zarzas purificadas de la vida corporal. Haber aprendido a sufrir en silencio. El haber dejado en los sepulcros terrenales los despojos deformados por las amarguras humanas y el dolor corporal, haber vaciado muchas veces el contenido profundo y amargo de las desdichas corporales.
El sufrimi­ento que desarrollan las fuerzas viriles del alma, las preparan para la  purificación, las madura y la embellece. Abre el camino de continuidad de las leyes eternas en un nuevo despertar de  luz amor y esperanza.
Espíritu Pedro Santiago
 
 
 
 

martes, 13 de diciembre de 2016

EL SENDERO



Siempre hay un despertar en la misión del alma, se abre un sendero de amor y de luz que conecta con la fuente de la vida ya en esferas elevadas del desarrollo corporal.

 

 

EL SENDERO

 

Siempre que se produce un envejecimiento o una invalidez surge esa luz de transformación y vida que libera, compenetra, sintoniza y abre ese camino de luz y de esperanza en el sendero de la vida en una esfera superior.

 

Es la luz del amanecer que invade el sentir cuando la conciencia humana y sus intereses van descendiendo por el desgaste del desarrollo corporal.

 

Mientras no azuméis los humanos, también estos espíritus tan materializados, que estáis en la escuela de la vida haciendo un aprendizaje, siempre desearéis más de lo que en ley material o espiritual os pertenece, en la aceptación de la verdad suprema del Creador encontrareis el sendero.

 

Es la luz de transformación que nutre, alimenta, y pone esperanza y consuelo en ese largo proceso que hay que hacer hasta alcanzar esa plenitud de vida en la cual se abren los brazos a la unidad del Padre Creador.

 

Para ello hace falta dejar en los caminos de la vida terrena todos los egos y ambiciones, todas aquellas cosas a las cuales os aferráis  sin comprender que no os pertenecen, ya que vuestra misión es de luz alejada de toda temporalidad. La materialidad y el deseo sobre aquellas cosas que son temporales y que las tenéis que dejar en donde las habéis cogido.

En el despertar de esa luz que ilumina, que abre senderos de continuidad, ahí está la gran verdad de amor que vitaliza en un despertar de esperanza y de consuelo, de hermandad y de amor.

 

Que la luz de transformación nos asista en nuestra misión espiritual en el sendero que como hombres o espíritus hermanados en la fraterna verdad caminamos al encuentro de la luz en el desarrollo personal, en la gran unidad de consuelo y esperanza del Padre creador.

Espíritu Francisco

 

 

martes, 29 de noviembre de 2016

LA MEDIÚMNIDAD Y MISIÓN




Mientras haya quienes busquen y se entreguen a la luz abra personas con una sombra que parecerá seguirlas. Cuando se logre modificar la imagen, de suerte que sea evidente que la sombra es tan solo un obstáculo interpuesto entre ellos y la luz, abra un renacer en el desarrollo personal y un despertar del alma en su luz.

 

      LA MEDIÚMNIDAD Y  MISIÓN

 

Era una hermosa mañana de sol y había salido al jardín para relajarme y meditar, coger fuerzas y continuar con la labor diaria. No había empezado con la relajación y suena el teléfono, era Vea, una compañera del centro espiritual que llamaba pidiendo ayuda para una mujer muy necesitada que ya conocía de algún tiempo atrás, se sentía muy mal y me pedía si la podía atender. 

Le indique que podían venir que las esperaba.

Dejé todo lo que estaba haciendo y al poco rato llegaron,  aquella mujer que acompañaba a Vea  ya la conocía, la había visto un par de veces.

Me relaje, pedí ayuda, cerré los ojos para visitarla espiritualmente y pude ver que estaba completamente turbada y poseída. Videncié  su entorno y vi a su alrededor a su madre que todavía estaba en materia y con la cual le iban mal las cosas.

–Le pregunte si tenía problemas con su madre que veía como una contrariedad.

–Me indicó que sí, Antonia –que así se llamaba–. Se había quedado sola, su madre  cada 15 días iba a la casa de un hijo y con ella tenía muy mal vivir.

Me indico que ella estaba en tratamiento psiquiátrico y en aquellos momentos estaba sometida a un tratamiento químico fuerte, en su bolso llevaba –que me enseño– un amplio surtido de medicamentos que tenía que ir tomando a lo largo del día.

Comprendí que necesitaba una atención mayor la mujer que visitaba y las lleve a las dos mujeres a la sala en donde hacía el trabajo mediúmnimico para que hubiese más intimidad, volví a hacer una lectura y la vi acompañada, le hice una limpieza y aquél ser que estaba  a su lado se retiró y Antonia entro en un estado de llanto y tristeza.

El espíritu que la acompañaba era una hermana suya que había fallecido de cáncer unos años antes. Interfería para que Antonia eliminara aquellos resentimientos que tenía con su madre y hubiese un acercamiento en lo humano, en aquellos momentos que la madre se había quedado sola.

Aquella manifestación la recogí mentalmente. También pude comprobar que aquella mujer que visitaba tenía un buen caudal de fuerzas psíquicas y mientras no le diese una salida se iba a encontrar aprisionada y mal.

La limpieza que le había hecho espiritual y un simple comentario de su situación y realidad despejaron y relajaron a  aquella buena mujer que se fue sintiendo más consciente y alegre.

–Antonia me indicó que iba a tener un acercamiento  con su madre que por problemas con otro hermano la había llevado a una total separación.

Envuelta en gratitud Antonia saco la cartera y dinero de su interior para pagar los  servicios.

–Le  indique que la manera de pagar era ayudando a los demás, que ella tenía capacidad para hacerlo, además era su misión, en una entrega de caridad al necesitado.

Antonia se emocionó y empezó a llorar, me abrazó y besó llena de gratitud. Ya más relajada y con una sonrisa en sus labios y  una expresión luminosa en su cara  abandono mi casa al encuentro de aquella verdad que empezaba a rebrotar  en su corazón.

Manolo Carra

domingo, 20 de noviembre de 2016

LEY DE PROGRESO



Unos días atrás una compañera del grupo de apoyo me indicó del fallecimiento de un familiar, después de un largo sufrimiento. Tenía 55 años  y había fallecido de un cáncer de pulmón. Su madre, mayor,  estaba internada en una residencia en un estado de total inconsciencia. Dada situación y estado no le hicieron saber del fallecimiento de su hijo para no llevarle más dolor.
Acompañado de este familiar me acerque al tanatorio, en servicio de misión. Una semana después se manifiesta esta mujer       –corporal– con su hijo fallecido en brazos, en la reunión de caridad espiritual que realizamos en el grupo.  Los caminos de la vida. Fecha  lectura. 17-11-16.  Como enseñanza viva de una verdad de amor que traspasa lo limitado del sentir humano

LEY DE PROGRESO

–Hermano, se ha manifestado una mujer con un niño en brazos y ha producido una fuerte emotividad; nos podéis indicar algo sobre esto,  si es de justicia.

Es nuestra misión y deseo. Son muchas las necesidades materiales que hay en el mundo terreno en el cual se desarrollan los acontecimientos de las pruebas humanas. Esta hermana  que se ha manifestado con su hijo es –terrenal– no se pudo despedir de su hijo y le fue permitido que lo recogiera. Como enseñanza de amor, en gratitud y cariño.

 –Sí, yo con este instrumento que utilizamos he ido a este entierro, del hijo de esta mujer –ella todavía vive– está internada en una residencia allí lleva muchos años y no reconoce a nadie, esto dicen.

Son muchas las necesidades que hay y aunque os parezca lejana la parte espiritual estáis viviendo también en espíritu. Esto, aunque  vuestro campo consciente no lo comprenda; estáis atados a una cadena de progreso que no podéis salir de ella, tanto si tenéis fe como si no la tenéis. Es la fuerza de la vida que determina, es la ley de progreso que eleva el sentir y abre puertas en el camino que como seres de luz que sois tenéis que seguir. En ello está la entrega humana y el logro de vuestra felicidad en el plano terreno en la aceptación de la verdad, que por mucho sufrimiento que haya en la tierra siempre hay una zona de luz en donde se cobija el espíritu y le da fuerzas a vuestra conciencia para seguir aquél camino que todos tenemos que hacer, hombres y espíritus.

–Esta hermana está en una total parálisis y no reconoce a nadie, así lleva muchos años.

Esta hermana está viviendo en el mundo espiritual y para ella es la unión familiar la que se manifiesta, en un plano en el cual no tiene una conciencia clara. Pero debía hacer esa manifestación como enseñanza de amor a otros hermanos.

– Yo cuando voy a ver a esta hermana me dicen que no conoce a nadie, yo le hablo, siento su respuesta interior, y  me queda mirando, intuyo que me conoce.

Los humanos os envolvéis en un ego por falta de conocimiento y os dejáis llevar por aquello que determinan los sentidos corporales. La vida espiritual se agudiza cuando la materia se debilita; al debilitarse la materia el campo espiritual supra consciente adquiere una mayor fluidez y los órganos más debilitados tienen una nueva  posibilidad desde la frecuencia superior del espíritu. Marcháis del mundo terreno en total claridad con una visión clara,   es lo único que os lleváis del mundo material.

– A mi me perece que aquella hermana no se puede expresar pero ella nos conoce.

Independientemente y en beneficio del progreso todo va envejeciendo en el desarrollo corporal, se renueva al tomar materia, seguís el desarrollo y cuando complementáis la misión de trabajo os volvéis a marchar. Hablamos en genérico; mayormente para estos hermanos que ya sin cuerpo –pues algunos han sido incinerados– siguen viviendo como si estuviesen en la vida corporal.

Nada de lo que sucede en vuestro mundo terreno es puesto por un ser maléfico que os quiera hacer daño, todo sucede por una ley del Creador y todo lo que tenga que pasar por el sacrificio humano es necesario aceptarlo para que se manifieste aquella luz, aquél cambio que abra las puertas en aquél sendero que tenéis que seguir. Pero cuando la mente humana se aferra a lo temporal de la materia el sufrimiento acondiciona en todos los sentidos

Nuestro  deseo que os abráis con amor al frescor del alma, para que haya un renacer en vuestra biología, lo mismo que sucede en la naturaleza en cada ciclo de su desarrollo. Dejar brotar esa luz que ilumina vuestra alma y encontrareis el camino en vuestra misión terrena. 
Espíritu Francisco



jueves, 27 de octubre de 2016

LAKOTA



En la reunión espírita de la tarde, dada la manifestación que se recibía sobre asentamientos y culturas antiguas que habían dejado un legado en la historia de la humanidad, y en recuerdo a nuestros antepasados, en sus búsquedas del glorioso SOL. Se elevaba una oración.

ORACIÓN LAKOTA

"GRAN MISTERIO", enséñame a confiar en mi corazón, en mi mente, en mi intuición, en mi sabiduría interna, en los sentidos de mi cuerpo, en las bendiciones de mi espíritu. Enséñame a confiar en estas cosas, para que pueda entrar en el espacio sagrado de mi corazón y amar más allá de mi miedo, y así caminar en equilibrio con el paso de cada glorioso SOL.



LAKOTA; es el nombre de una tribu americana, están establecidos por encima de la frontera mexicana y al oeste de Usa.

lunes, 17 de octubre de 2016

OTRO ESCALÓN

 

             LA MEDIÚMNIDAD Y SU DESARROLLO

 
Venís a la tierra a aprender; todas las cosas que necesitáis las encontraréis en la tierra para que aprendáis de ellas, simplemente al creer en ellas ya le dais forma, y sin embargo no es como vosotros creéis. Son sombras de las interferencias producidas por vuestras falsas ilusiones lo que os separa de la plenitud de la luz.
 
OTRO ESCALÓN   
 
Llegó el fin de semana  y volví al centro espiritual, el médium que trabajaba con mi desarrollo ya estaba allí con el resto de la gente del grupo de apoyo, habían pasado unos minutos y me indicó  para continuar con los trabajos de desarrollo. Hicieron las limpiezas y preparativos las personas que se dedicaban a ello,  después de hacer una elevación de conjunto el médium entraba en trance. Tenía una gran habilidad para entrar en trance, la mayoría de las veces estaba hablando  sobre temas banales y cuando menos lo esperaban las gentes que estaban en su entorno entraba en trance y quedando completamente inconsciente a algunas personas a menudo las cogía descolocadas.
 
Tuve una consulta con el guía espiritual que me indicó que me sentara delante de él, como lo había hecho otras veces.
 
Cierra los ojos y dame las manos –me indicó, me concentré para facilitar en lo posible el trabajo.  
 
No es necesario que te concentres –señaló, a la vez que daba  las indicaciones sobre el test que se iba a hacer para subir un peldaño más en aquél desarrollo mediúmnimico que tanto me estaba costando de aceptar.
 
Ya en su estado normalizado de conciencia el médium empezó con el test, antes  hicieron los trabajos indicados por el guía como protección, luego me hizo varias pruebas cardiacas para establecer un control y dominio sobre la parte somática, al hacer la prueba del corazón vio que iba a un ritmo muy lento e intentó darle voltaje, no hubo  de  conseguir lo que esperaba y dejó el test. Aquella misma noche había tenido como una alucinación y estaba en un campo muy debilitado de conciencia y de energía.
 
Siempre que se hacían los test había gente preparada para dar ayuda, también en el caso que sucediera algún percance y se necesitase fuerza física para imponer un control.
 
Estos acontecimientos sucedían en los años 60, cuando en mi país –con una dictadura dominante– el espiritismo estaba perseguido por ley, continuamente teníamos que cambiar de sitio para el desarrollo de la caridad espiritual. En general, los espíritus nos informaban cuando iban a aparecer las inspecciones policiales. Una época muy dura de privaciones que a pesar de todo el espiritismo siguió su desarrollo y en la libertad del alma dio sus hermosos frutos.
Manolo Carra
 
 
 

 


domingo, 18 de septiembre de 2016

LA AYUDA



No hay un solo instante en el que pueda parecer que el Creador no sea plenamente consciente de la más pequeña dificultad en el desarrollo humano. Lo único que hace que se manifieste esa oscuridad de la que os lamentáis es debido a las sombras de vuestros continuados olvidos. Vuestro mundo necesita del nuestro y el nuestro necesita del vuestro; es una labor que tenemos que hacer juntos unidos en la fraterna hermandad.

LA AYUDA

¡Hoy están un poco revolucionados algunos espíritus!

- Sera como aquí abajo.

Cuando se tocan los intereses personales suele haber como una sublevación, cuando estos espíritus ya no tienen materia y siguen viviendo como si estuvieran en la tierra. El tener o no tener materia es secundario es nuestro conocimiento de materialidad lo que cuenta, nos abre a la luz y a la verdad del alma en misión. ¡Veo que hay hermanos que siguen atrapados en la duda!

- Sí, sigue este hermano con su deseos de marchar, ya le damos el apoyo que nos indicáis. 

Son procesos materiales y antes de coger la materia ya sabíais lo que iba a suceder, ahora hay que seguir. Una vez que se toma materia como está el olvido se suelen producir esos desencantos; es determinante el trabajo corporal, pero es temporal, siempre que os peguéis a él  vais a sufrir. Nada material nos pertenece, sobre esa experiencia yo he recibido una buena enseñanza, a pesar de no  haber tenido apego a nada. Si me he cargado con muchos problemas de conciencia que cuestan liberar y superar; quiero decir que hay que aceptar la andadura terrena y con amor hacer el camino en ese continuado cambio de vibraciones, si lo dejamos sin hacer se resiente el interior. Es en la prueba humana en donde debe quedar toda negatividad y para ello vamos a la tierra para un nuevo despertar abriendo en nuestro interior una nueva enseñanza.
Es la luz de progreso que debe de abrir los senderos de continuidad,  pasa horizontes y abre puertas a toda confusión y mal estar. Este hermano que consulta necesita liberar esa carga  que le atormenta y encontrarse con la verdad, con el bien o mal de su misión y comportamiento. Tiene mucho apego  y en su día conocerá las causas que hoy le producen tantas dudas en relación con la parte espiritual que nunca fue aceptada con profundo amor.

- Se siente limitado en el desarrollo humano y todo eso le está aceptando.

No es solamente eso, enfocáis todo a través de la materialidad. La vida es energía y estáis sintonizando con las fuerzas transformadoras, siempre hay amor en vuestra alma y energía en vuestro cuerpo. Cuando la fuerza espiritual está en sintonía y armonía con la naturaleza no existe ese decaimiento y envejecimiento que tanto lamentáis. Si existe el envejecimiento de la materia, pero no ese envejecimiento que lleva a tristeza y a soledad  es en la enseñanza humana en donde hay que hacer la andadura y donde se debe de poner ese vivo y amplio despertar que eleve por encima de toda temporalidad.
Hombres con espíritu elevado  llegan en las vidas materiales a centenarios en su envejecimiento. Pero con la lozanía la esperanza de esa fuerza espiritual que es la que compenetra, da paz y abre senderos en el camino continuador que con materia o sin ella se tiene que hacer. Me retiraré para seguir con esta labor de continuidad que estamos abocados a ella tanto los hombres como los espíritus si queremos seguir en esa llama viva de ilusión y de esperanza que nos ayude en el camino. Mi profunda gratitud y todo mi cariño en esta realidad terrena que fue suplicio para mi cuerpo pero liberación para mi alma.
Espíritu Jaime