jueves, 29 de marzo de 2018

Lectura. 1.854 - Francisco

 
La enseñanza de los maestros. Este es un ciclo de manifestaciones espíritas –en vivo– relacionadas con la curación espiritual y el desarrollo interior de nuestra misión como espíritus en misión terrena. Es grato recibir colaboración o comentario, en positivo o negativo, ya que todo es necesario para conseguir la total liberación y entrar en el esplendor de la luz, cumplir misión. Mi gratitud
                     **********************
 
Lectura.  1.854 -F. 
 
Hay un hermano que quisiera manifestarse a través de esta voz, es un hermano que ha dejado cosas pendientes dado lo inesperado de su marcha y desea el hacer indicaciones…
 
A.- Ya las puede hacer.
 
Quería hacerlas para los que estuvieron en su entorno humano…
 
A.- Que las haga y se les comunica.
 
Desea hacerlas con los del entorno en que ha vivido en donde hubo mucho desajuste e incomprensión.  Ya hemos indicado que este instrumento necesitaría para cerrar su misión terrena hacer los trabajos que tiene en su haber. Abriéndose en senderos  como instrumento en misión terrena.
 
A.- Podemos saber de qué hermano se trata…
 
Si miras para la cara del médium lo intuirás. Además contigo también le han quedado cosas pendientes.
 
A.- ¿Es un hermano que se llamaba…?
 
Sí, ese es.
 
A.- La mujer está teniendo muchas complicaciones, hace pocos días que estuve hablando con ella. Fue todo inesperado, van  reconduciendo la dura situación.
 
Hay pruebas que en lo humano se deben de resolver. Cuando estáis en materia no hacéis la debida andadura y luego os encontráis que tenéis que resolver unas situaciones ya imposibles en el tiempo físico y os quedan para otra materialidad. Por ello, vuestros lamentos cuando las pruebas materiales se os presentan duras y no comprendéis que estáis tratando de enderezar aquél árbol que dejasteis torcer. En lo humano tenéis la total libertad, es vuestra conciencia la que debe situar los acontecimientos de la vida en el bien o en el mal. Dame ahora tu las manos, notas la reacción en la cabeza…
 
A.- Sí, en la parte de atrás y me pasa a la frente.
 
Magnéticamente hay una carga química que te producen esas reacciones. Una carga que se puede equilibrar en la naturaleza a través de despejos, como tantas veces hemos indicado. Ya puedes retirar las manos. Ahora haces con las manos lo que está haciendo este instrumento.  Te quedan insensibles con el contacto, también con la energía estática te produce como calambres.
 
A.- Eso me pasa en la ducha.
 
En la mano izquierda tienes más fuerza y liberas mejor esa carga producida químicamente. ¿Tienes que consultar algo más?
 
A.- No, nada más.
 
Me retiraré con el deseo que dejéis que fluya la vida y os abráis  a ese cambio de situación que es el que habéis determinado y además está indicado en el sendero que debéis de seguir como seres materiales. Mi gratitud y el deseo que reflexionéis en bien de vuestra misión. Paz interior y desarrollo corporal de progreso en el sendero ya determinado, luz y amor. ¿Estás notando como un decaimiento por dentro?
 
A.- Sí, mucho.
 
En vosotros, en vuestro sentir, en vuestro pensar y en el desarrollo de vuestro amor tenéis que buscar la luz y con alegría hacer el sendero corporal  sin quedar atrapados en la materialidad. Me retiraré con mi gratitud por esta labor que tenemos que hacer en el desarrollo humano en nuestra misión como guía espirituales.
Lectura.  1.854 -F.  Los caminos de la vida. 25-1-18. Espíritu Francisco.
 
 
 

martes, 27 de marzo de 2018

La escuela corporal




En la escuela corporal, sus espinas y flores

 

Por la tarde en el centro espírita la monitora encargada abrió la sesión con una fase de toma de conciencia para el grupo, luego con la entrega y la elevación en el desarrollo espiritual hizo la ofrenda de caridad a través de los campos fluídicos de los médiums para acercar el trabajo de caridad y dar ayuda a los espíritus atrapados en el umbral. Y, también, para los centros reencarna torios para los espíritus que necesitan ayuda en sintonía con la realidad corporal, en preparación para una nueva materialidad.
 
Ya abierto el plano activo, y hecha por mi parte la entrega me doy cuenta que me elevo de la butaca que estaba sentado, sentí una profunda sensación de liberación y me encuentro entrando en un templo espiritual con unas enormes columnas de mármol blanco, un lugar de paz profundo. Siento una sensación de inquietud y como si me dijeran aquí vienes a dar ayuda y colaborar.
 
Entre en un estado de nerviosismo y me volví a ver sentado en la butaca, un estallido esbozo una sonrisa burlona en mi alma que me situó en mi realidad corporal, mientras destellos fugaces pasaron por mi mente que me llevaron a la realidad que se tenía que desarrollar, de caridad espiritual.
 
Mientras que algunos médiums canalizaban y daban luz; otros trabajábamos en ayudas más colectivas, en realidades adormiladas en el correr de los siglos terrenos, en este caso en el mar, en salvamento. En donde los espíritus se agarraban a nuestras manos  y sentíamos la frialdad del agua. Yo mantenía conciencia que estaba sentado en la butaca, pero a la vez me veía con claridad en un barco desde donde dábamos la ayuda.
 
Sería muy enriquecedor que todos fuésemos manifestando las experiencias que vivimos en la realidad o plano en que se desenvuelvan, despiertos o dormidos. Ello ayudaría a nuestro despertar y sería una enseñanza para todos los que pasamos estas experiencias  en la escuela  corporal.  
 

viernes, 16 de febrero de 2018

Mediúmnidad y misión

 
 
La mediúmnidad y misión
 
 
Luz y amor hermanos queridos en la misión que tenéis que hacer en el plano en que estáis para sintonizar con la ley y seguir el sendero que estos hermanos monitores os están indicando para volver a la realidad y seguir misión que como espíritus debéis de desarrollar en una nueva materialidad.
 
Amor y esperanza hermanos en misión, soy el hermano francisco. Vemos que tenéis una duda..
 
–Nos podías indicar hermano la identidad de este espíritu que se manifestó, si es de ley.
 
Este hermano que se manifestó es del centro reencarna torio. Pues, en los momentos que el médium se entrega al trance muchos espíritus se agolpan en su entorno para sentir la vibración humana y poder respirar de la realidad corporal; por ello surgió la indicación de los mentores espirituales para que estos hermanos se preparen para una nueva materialidad. En el momento que os entregáis o pensáis se genera un campo de energía que proyecta emociones terrenas y a través de ellas estos espíritus que están un poco perdidos se vitalizan con vuestro sentir.
 
Las indicaciones son las que siempre os hacemos, que los hermanos que trabajan en el servicio mediúmnimico deben de estar siempre protegidos  desarrollando una forma de vida siempre relacionada con su misión que determina la vida en el desarrollo material. En la naturaleza esta la fuerza reguladora para proteger el campo mediúmnimico sin ser atrapados por las fuerzas primarias del bajo astral. ¿Tienes que consultar algo sobre esto?
 
–No hermano, ya me di cuenta que desde el primer momento que hicimos la entrega surgió un fuerte fluir.
 
Por ello el hermano monitor dio un toque de atención a los espíritus, pues al entregarse el médium con su pensamiento de entrega abrió un campo fluídico y a través de él los espíritus intentaron manifestarse en materia.
1.857-1. Lectura. 13-2-18.   Espíritu, Francisco.
 
 
 
 

lunes, 12 de febrero de 2018

Un encuentro en la luz

 
 
  Un encuentro en la luz, la del alma
 
Primero, deseo hacer llegar mi gratitud al compañero Xose por su hermosa fotografía, que sin saberlo conscientemente me envió el marco en donde se desenvolvió muchos años atrás “un encuentro con la luz”.
 
Era el año 60 y en un viaje a Compostela bajo los soportales  conocí a la misionera recién salida del convento de clausura con 22 años. Poca validez tendrían  mis palabras frente a lo determinante de las pruebas en el proceso de la vida material y el desarrollo de los acontecimientos, vistos ya desde el Hogar. Sobre una realidad que debía de suceder. Por esto, “un encuentro en la luz” que ponga un poco claridad y cordura en los senderos materiales por los cuales se deslizan nuestras pruebas para que haya un mayor entendimiento y comprensión  en aquella misión del alma que debemos de realizar en la andadura terrena. Mi pequeña entrega como instrumento transmisor de esta vedad de amor que nos ayuda en el caminar en nuestro sendero eterno como seres de luz al encuentro de la total plenitud.  Manolo
 
 1.516-2. Lectura.    
 
La verdadera riqueza es aquella que habéis traído  y que os la vais a llevar con vosotros; todo depende de vuestro trabajo para su enriquecimiento. Nada de lo material es vuestro, en la tierra lo cogéis y en ella lo dejáis. Sois luz, esencia viva, manantial que mana de la fuente viva de la creación en donde se forja el equilibrio y el orden continuador y evolutivo de todo sistema vital, en el cual, se encuentra inmerso vuestro mundo y todos los mundos que existen en el sin fin de la profunda verdad de la Creación, de la vida en el universo.
 
Ahora pasará esa hermana misionera, manantial vivo de luz oscurecido por las influencias terrenas,  para superar ese llanto y esa amargura tendrá que ir haciendo este camino continuador para que pueda proyectar esa verdad de amor que irradia de su ser y sintoniza con la fuente viva de la Creación.  Tal vez,  despeje y nivele el campo de energía a esa hermana que os está pidiendo ayuda. Digo, tal vez, pues, no desea hacerlo. Tiene amor y entrega, pero se siente  atrapada por su realidad  al penetrar en la materia de este médium.  Siente recelos al hacer estos trabajos  que la lleven a la realidad de sus vivencias terrenas. Es un problema que tienen en su mente, más que en su realidad, pues, es una hermana evolucionada. Fue muy dolorosa su existencia terrena y necesita estos trabajos, entrar y salir en los médiums para ir superando esa realidad que tanto llanto le produce en la soledad de su alma.
 
Me retiraré con el deseo que la luz os alcance y podáis vivir con intensidad esa verdad de amor que se esparce a vuestro alrededor, libremente, como un regalo de la Divina Providencia, para que podáis beber de ese manantial vivo, de esa agua transformadora que eleva el sentir y os fortalece en vuestro desarrollo de la vida corporal, fuente de luz y de amor que mana de la propia Creación. Y, esto, está en los entornos de todo lo existente, para vitalizarlo y que podáis  caminar con amor los que tenéis materia, de la misma manera que lo hacemos los que ya no la tenemos.
Espíritu introductor, Francisco. 
 
     Nº 1.516-P. Lectura.   
 
Se estremece todo mi ser frente a esta potencialidad de la vida, este manantial de amor de fe  consuelo y esperanza que nos hace llegar el Padre Creador a través de sus enviados y en nuestro caso para nuestra fase terrena  del Hermano Jesús que ha sabido llevar ese elixir del alma que cura las heridas del cuerpo y abre caminos de consuelo en los sufrimientos del hombre frente a la tiranía del poder y de los deseos humanos, del orgullo poseedor que oprime al necesitado imponiéndole normas, leyes, un orden. Por esto es necesario que esta verdad de amor que mana de la fuente viva  que llegue a los hombres y ponga algodón y venda en el corazón herido, para que ese dolor, angustia y tristeza se libere en el sentir espiritual y con amor alegría y esperanza se haga el sendero terreno y se pueda volver al Hogar limpio de esos intereses que son los que producen tanto dolor, lágrimas y tristezas, soy la hermana misionera
 
–Sí, ya te he reconocido, bienvenida seas hermana.
 
Estos hermanos quieren que haga algo que me cuesta hacer. Entré con mucha alegría en esa luz esplendorosa, en un sendero luminoso que hacía brotar de lo más profundo de mí ser esa sonrisa de amor que siempre fue la fuente de mi existencia; pero, sobre este cuerpo carnal me encuentro  sin fuerzas. Estos hermanos de luz ahora mismo me estás cogiendo las manos para que haga este trabajo de ayuda a esta hermana necesitada materialmente, que me pueda liberar de esa carga que entristece mi sentir y llena mi corazón de lágrimas y me envuelve en una profunda tristeza… ¡Qué me dé las manos esta hermana, si tiene la bondad…!
 
–Aquí está, hermana, está muy necesitada.
 
Qué  estos hermanos piadosos de amor me asistan para que pueda superar este dolor que hay en mi alma que me he traído de mi última materialidad; que la luz piadosa me asista y pueda con amor y entrega hacer esta labor de caridad para ayudar a esta hermana… Ser manantial en el cual puedan beber los sedientos del alma… Ahora notará una fuerte reacción que la hará estremecer…
 
–Está muy conmocionada hermana querida, el llanto la atrapa. Yo, ya le estoy haciendo los trabajos que me indican los guías para compensar su campo energético…, ha vivido una prueba muy amarga…
 
Se sentirá mejor y tendrá alegría; yo con el apoyo de estos hermanos he superado ese estado de tristeza y llanto que me poseía,  recogido en mí andar por los senderos terrenos. Ahora  siento esa luz esplendorosa que llega a mi alma y en mi cara etérea ya está esa sonrisa que me acompaño en mi juventud y fue fuente de consuelo para muchos sedientos necesitados de las verdades del alma, de esa verdad de amor que conecta  con la energía renovadora que limpia el sentir y hace vibrar la luz en lo más profundo de nuestro ser, sintiendo paz consuelo y esperanza. En los senderos de las familias materiales o en los ambientes en que nos encontremos,  en nuestra verdad profunda y personal para hacer el sendero de continuidad y de entrega a través de las pruebas que nos llevaron a la realidad corporal. Ya puedes retirar las manos, hermana. Ahora poner la mano derecha del médium en su cabeza…, le aumentaran las reacciones…
 
–Indica que nota como electricidad, un estremecer corre por todo su ser, está temblando.
 
Notará  como si los pelos se pusieran de punta, como si fueran antenas…
 
–Sí, hermana tengo la sensación como si estuviese recibiendo una carga eléctrica que me vitaliza…, ya me siento mucho mejor.
 
Es una emoción sublime que me alcanza llena de amor, es un esplendor de claridad y entrega  que se desprende para todo el ser que abre el corazón y deja penetrar en su interior ese flujo de luz vida y de amor que libera todas las angustias de los mundos primarios en el sentir egoísta del mundo terrenal. Gracias al Padre por esta potencia de luz que no merezco y pasa a través de mi ser dada la pobreza y la tristeza que he tenido que vivir en mi realidad corporal. ¿Te queda alguna pregunta qué hacer hermana?
 
– Sí, el médium me ha comentado que te preguntase si te quedó algo pendiente en tu vida corporal,  por si en algo te podemos ayudar…
 
No, no me quedó nada pendiente, deseaba poder retornar al Hogar. Como podéis ver fui muy desdichada; esta misión de amor que traía para desarrollar a través de la energía del Hermano Jesús para la caridad espiritual en lo humano  no pudo llevar aquél sendero que yo pensaba y para el cual me había preparado, he tenido que vivir una vida de dolor angustia y tristeza. Por esto, estos hermanos de tanto saber me ayudan para que traspase esta barrera de materialidad que está en mi mente y sirva de enseñanza viva para estos hermanos que están en el umbral a los cuales yo asisto con todas las fuerzas y energías de mi ser, para que hagan el sendero y liberen esa carga que les condicionan al sufrimiento corporal. Digo que está en mi mente, al ser un rechazo que cogí en mi fase terrena sobre todo con los hombres y ahora me cuesta penetrar en un cuerpo terreno. En este médium es distinto, siento un profundo respecto y me atrapa. No quisiera a esta herramienta de transmisión espiritual que le pudiera llevar desconsuelo o tristeza. Por otra parte, mi amor en el desarrollo material por la fuerza espiritual estuvo unido a la vida de este médium a pesar que él no lo sabía. Yo podía ver el camino que debía seguir en la misión que había traído a la tierra y en todo momento, desde la realidad física. Como actualmente siempre intenté darle soporte para que esta verdad de amor llegue a los hombres. También a estos hermanos que a pesar que ya no tienen materia siguen atrapados a sus vivencias y son fuentes de sufrimiento para ellos y, también, para los que quedaron en la tierra. Hay unas correas mediúmnimicas transmisoras que conectan con la conciencia, cuando estamos en materia no lo podemos ver si no tenemos desarrollada esa divina facultad de la clarividencia que nos relaciona con el progreso de nuestro desarrollo espiritual: Si tienes que hacer alguna meditación sobre esto puedes hacerla…
 
– No, ya he entendido lo que quieres decir. El médium me había indicado que te hiciera esta pregunta, se me había olvidado; ya me doy cuenta que lo has cogido de su mente.
 
Sí, es si yo tengo claridad para ver espiritualmente…
 
–Sí, es eso mismo…
 
En mi fase terrena fui vidente, esto quiere decir en el nivel espiritual cuando se tienen esas facultades en la tierra es que habéis superado  unas enseñanzas y tenéis aquella facultad para desarrollar con claridad en el mundo terreno. Incluso, en áreas, zonas alrededor de donde estuvo desarrollada mi vida que pudo haber tenido salida por otros senderos. Pero esa fue mi prueba, ahora cuando me incorporo en este instrumento se me nubla un poco esa facultad videncial al sintonizar de manera natural con mis experiencias de mi vida terrena.
 
Me tengo que retirar con mi gratitud a los hermanos materiales y espirituales, sobre todo, a estos hermanos de tanto saber que en estos momentos me hicieron ver esta luz resplandecientes de mi alma que se había  nublado por las experiencias negativas de mi última materialidad. Mi gratitud y mi amor al necesitado que le pueda llegar un poco de luz y de consuelo y pueda hacer con más entrega y amor el sendero de su vida tanto si está en la fase terrena como en la espiritual. Mi gratitud al padre, mi entrega a la labor que realizó el Hermano Jesús en su fase terrena, mi guía y protector. Una labor de amor, entrega, justicia y verdad, que es la fuente de toda transformación para alcanzar senderos de luz en los procesos de las vidas materiales o espirituales. También, este médium debiera de liberar carga, más en mente que en cuerpo,  le ayudaría a llevar con más amor  entrega y alegría el remate del sendero de su vida terrena y cumplir con la misión que todavía tiene pendiente.
Espíritu, una hermana misionera.      Médium, Manolo Carra.
 
En aquellos  tiempos tenía 25 años, durante un par de años la visite en Santiago cuando volvía del exterior en donde cursaba estudios de arte, se había enamorado ciegamente y para que yo no lo notara se marchó a Brasil como misionera, en donde desencarno. Esta lectura es del año 2.012, poco tiempo después de su fallecimiento. Mi profunda gratitud y mi cariño querida hermana por esa enseñanza de amor y luz que en aquellos tiempos no supe comprender, detrás de las glorias terrenas. Cuando me decías  que mi misión estaba para desarrollar en Compostela, a los pies del maestro, que iba a ser mi guía y protector.  Manolo
 
 

lunes, 5 de febrero de 2018

Luz sobre las sombras

 
 
Luz sobre las sombras.
 
El sordo ruido del despertador me saco de las sombras de la noche, un sonido que conscientemente no había podido escuchar al estar alejado mi aposento de donde estaba aquél despertador. Pero, algo, sí, me indicaba en mi estado confuso de conciencia que me esperaba una nueva misión en aquél amanecer de un día más en tiempo terreno. Lleno de resonancias por encima de aquellas sombras que me aprisionaban en mi vida corporal en aquellos momentos de cambios que me costaban aceptar al estar tan encarcelado en lo limitado de lo temporal.
 
Entregado a la misión, la realidad determino más allá de mi  campo consciente aparcando el vehículo  en el parquin del hospital en donde mi compañera tenía que seguir aquél proceso curativo en el desarrollo humano que la condicionaba en una nueva prueba o realidad.
 
Cubierta la primera fase clínica, matutina, fuimos al restaurante a desayunar. Alargue la vista en aquella amplia sala, un poco en frecuencia no consciente y veía en el  grueso de la gente una similitud, una tristeza y zozobra por el lugar en que se encontraban y por las causas físicas o psíquicas que los llevaba a estar allí, atados a su dolor corporal.
 
No se trataba de que aquella gente me devolviese la mirada, ya que eso es algo habitual. Sino de ir un poco más lejos, mirar un poco en el más allá de lo superficial de las miradas terrenas.
 
Comprendí que todas aquellas miradas, decaídas, entristecidas por las pruebas humanas estaban atrapadas en una profundidad que iba más allá del cuerpo físico y la experiencia  de la propia enfermedad. Qué, conscientemente no podían comprender, que a pesar de aquella manifestación de aislamiento en lo humano nuestras almas estaban conectadas en senderos de luz en una misión que había empezado muchos siglos atrás,  dada la densa capa de la materialidad  conscientemente lo impedía ver, sentir, vivir, aquella luz que presionaba fuertemente en el interior y nos lanzaba  a nuestro despertar.
 
Mientras estábamos  atrapados por la enfermedad, sin poder ver, comprender, que era el vehículo que nos estaba llevando a nuestro despertar.
 
Frente a tanta luz, una profunda emoción invadió mi sentir y unas  lágrimas de hermandad y de amor rodaron dulcemente por mis viejos y cansados ojos terrenos que cada vez me obligaban a tenerlos más cerrados si deseaba seguir en aquel despertar.
 
Sentí piedad al volver a mi realidad consciente, en donde lo aparente de una realidad humana ya no me era tan extraña, había entrado en sus almas y  encontrado su calor, la frescura, el amor. La continuidad que había que desarrollar en aquella prueba humana en los caminos de la vida corporal.
 
Comprendí que la verdadera ceguera estaba en lo corporal, que un camino de luz conducía nuestra vida en el sendero a seguir, ello me llevó a pensar. ¡Cuánto amor se pierde en lo humano por no abrir los ojos del alma en su continuado despertar!    Manolo Carra.
 
 


viernes, 26 de enero de 2018

EL FLUIR DEL ESPÍRITU

 
 
 El fluir del espíritu. 
 
Dejar en la tierra lo que en ella germina y viene de su seno,    no aspiréis más que a lo que os pertenece y os vais a llevar con vosotros. Solamente los tesoros cultivados del espíritu os  acompañaran y os darán calma. Meditar, consolar, ayudar, amar hasta la saciedad. Trabajar sin descanso, así sembrareis la semilla  que florecerá  en los caminos del futuro en una hermosa enseñanza. En el sendero de vuestro porvenir recogeréis los frutos de la cosecha hecha con vuestro propio sudor, el amor y la comprensión en las verdades eternas.
 
Los hermanos que en vida  habéis amado y compartido el pan y el agua en la existencia terrena os siguen amando después de desencarnar y con los medios que tienen a su disposición intentan comunicarse.
 
Por esto, es necesario el desarrollo de médiums, que se hagan más comunicaciones en los centros espirituales de la tierra y que alcance a todos los hermanos necesitados la divulgación de la ciencia celeste para una mayor comprensión  y enriquecimiento en la tierra. Que el divino amor inyecte energía y calor  en el inquieto y dolorido corazón del hombre.                 
 
Ya en la casa eterna os encontraréis no sólo con los seres queridos si no también con otros que forman el componente de las familias espirituales formada a través de las reencarnaciones en el tiempo terreno.
 
La muerte del cuerpo libera al espíritu de los grilletes que le sujetaban a la tierra, le da alas para recorrer el espacio y franquear distancias con la rapidez de su pensamiento. Todas estas maravillas las encontraréis a través de vuestro trabajo que os ofrece una concepción de forma y de desarrollo amplio y admirable para vuestra mejora, incluso para vuestra propia salud corporal.
 
Resulta estimulante y retributivo para el hombre él interiorizarse a través de su trabajo hacía la vida espiritual,  que nada se eleva al plano celeste, sin el total reajuste en la tierra. En donde se reajustan los verdaderos valores espirituales que os vais a llevar con vosotros. De la misma manera que la curación en vuestro desarrollo humano es debido al cambio en las vibraciones del cuerpo desde dentro hacía hacia el exterior. La sintonización de la energía  den­tro de los tejidos vivos de un cuerpo hacia las energías que emanan de las fu­entes vivas de la vida. En donde se repone y vitaliza todo desajuste del desarrollo de los componentes químicos del cuerpo humano en el sendero de la totalidad y armonía universal en la cual os encontráis 
Amor en la tierra en el reajuste de vuestra prueba con un desarrollo de caridad entrega y hermandad, para disfrutar de las armonía de la totalidad
 
Mensaje recibido de un espíritu escritor de la asamblea superior de apoyo.  
 
Transmitido a través de un médium del grupo de ayuda en los caminos de la vida.
 
 
 
 

lunes, 4 de diciembre de 2017

AMANECER EN EL ALMA

 
 
Amanecer en el alma
 
Es bello, hermoso el despertar cuando salimos de las noches terrenas y aprendemos a dejar en la inercia del cuerpo todo nuestro negativo pensar, nuestros egos e insanas pasiones y deseos que oscurecen el sentir y someten nuestra vivir a las tormentosas pruebas terrenas.
 
Nuestro despertar en el alma por mucho dolor que haya en las vivencias terrenas, siempre a través del sueño del cuerpo nos libera, nos envuelve en un bello y diáfano despertar que nos saca del letargo de las sombras terrenas y de las dolencias corporales. Pone energía y fuerza, luz en los caminos de la vida para que sigamos la andadura, aprendamos en el sendero material que como espíritus en misión de luz venimos a desarrollar las pruebas en los duros caminos de la vida.
 
En nosotros, en nuestra entrega está el despertar, llevar con amor por los caminos de la vida nuestra misión terrena aprendiendo a compartir, aceptar, amar la temporalidad y convertirla en luz, dejar en los caminos de la vida las enseñanzas del alma surgidas en el despertar a través de las noches terrenas.
 
A todos los que en sintonía de continuidad y amor vivimos el desarrollo espírita unamos nuestras fuerzas en bien del despertar del alma.  En un abrazo de amor  unidos en la fraterna unidad elevemos el sentir en donde se limpia y purifica toda la negatividad humana.